viernes, 5 de febrero de 2010

La Marca

... Y cerro la puerta
junto con ella
me a despojado de Su lado
en este instante
mi cuerpo esta agotado
cansado, sufriendo, desgarrado...

Como bien dijo
hay muchos calificativos
pero un solo dolor...

Así es...
y no me averguenzo

de decir que me duele
que me desgarra el alma
tampoco me importa decir
que le pertenezco sin que me tome...

Jamas le dimos un nombre
pero solo bastaba un clic
y ahí estaba rendida a Sus pies
bastaba una mirada
y me escondía entre Sus piernas
me perdía en Su espalda
me derretía en Sus manos...

Que frió siento
al leerlo
como me duele el alma
al saber que ya
no soy Su dulce
al saber que tal vez
jamas lo volveré a ser...

Si Señor, así es
aun tengo esperanzas
que atarantada que soy
como si no lo conociera...

Duele tener el alma vacía
duele no ser
lo que Usted espero que fuera
duele saber
duele pensar
duele mirar
duele recordar
duele sentir
duele oler
duele saber que seguiré viviendo
de Su recuerdo
y que gracias a el estoy aquí.

PD: No hay un collar físico
que marque tanto mi ser
como el collar
que ha grabado Usted en mi alma...

No hay mayor sentimiento de pertenencia
que el que Usted me enseño a sentir por Usted y para Usted...

No se necesita ponerle un nombre
a una relación que solo fluye como el rió al mar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Duele?. ¿De qué te quejas, si ya tienes lo que buscabas?. Eres una desagradecida y te merece lo que te pasa.
Cinco marcas rojas en tus nalgas...

vero dijo...

Un abrazo para ti...
Y mis manos que acaricien las marcas que otros dejan.
Aunque aquella nunca se borre
Mil besos

Ele dijo...

Muchas cosas duelen, y muchas de esas nos gustan. A veces, cuando mas duelen más gustan. Y las marcas..mmm...a veces duelen, a veces se olvidan, pero siempre hay una marca que recordamos.Esa que nunca se olvida. ¿La primera? O tal vez la que está por llegar. Si es así, bienvenida sea, esa borrará la anterior.